Ahora más que nunca, refuerza tu liderazgo

Antes o después volveremos a nuestra vida que hemos dejado en pausa, a una nueva normalidad. Saldremos del confinamiento, aunque no sabemos muy bien cómo ni cuándo, y esto nos provoca miedo e incertidumbre. Por ello, ahora más que nunca, debes actuar como un líder, debes reforzar tu empatía y tu gestión emocional.

El líder inspira y consigue sacar lo mejor de su equipo porque se gana su confianza y respeto, de manera natural, sin imponerse.
Ahora más que nunca, es el momento para reforzar tu liderazgo, tu equipo te necesita, quiere que seas su apoyo, su guía, un referente al que mirar para suavizar su incertidumbre, para sentirse mejor
¿Y qué aspectos debes reforzar? ¿En qué te debes enfocar?

1. Lo primero es lo primero: cree en ti, recuerda retos tan difíciles como el actual, o incluso más, de los que has salido airoso. ¿Qué cualidades activaste para conseguirlo? Apóyate en tus puntos fuertes, muéstrate optimista, con autoconfianza, trabaja tu miedo y tu incertidumbre, recuerda que tu equipo te necesita.

2. Muéstrate como una persona accesible y positiva, a la que se puede acudir tanto para una duda, un problema como para comentarle alguna anécdota o incluso al mediodía para el descanso de la comida.

3. Actúa de forma transparente y honesta. Informa a tu equipo tanto lo bueno como lo malo de la forma más clara y completa posible sobre todo lo que les afecte. La honestidad es muy valorada, sobre todo en momentos críticos como el actual.

4. Potencia tu escucha activa. Es muy importante que se sientan escuchados, demostrándoles tu atención, con tus gestos y tus palabras.

5. Da reconocimiento positivo al trabajo bien hecho, especificando la conducta de éxito, no basta con una ‘palmadita’ y un ‘bien hecho’, es más efectivo: ‘el cambio X que has realizado en el informe Y es excelente, me has ahorrado tiempo’. Un reconocimiento efectivo hace que aumente la motivación para continuar a pesar de las dificultades.

Respecto a la gestión de los malos resultados, muéstrate conciliador, haz que tus subordinados asuman su responsabilidad y se enfoquen en una solución, dándoles confianza y realizando seguimiento.
Se avecinan tiempos difíciles y ahora más que nunca, tienes la oportunidad de luchar por tu equipo, y por tu empresa, de ser el líder que siempre has querido ser.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *