Abiertos por vacaciones

¡¡Bienvenido Verano!!

 

 

Es la frase que todos estamos deseando pronunciar porque significa sol, vacaciones, descanso, tiempo libre, … y sobre todo alejarnos del trabajo y la rutina diaria durante unos días.

 

 

Hace no mucho tiempo parecía que el tiempo se detenía en verano: las ciudades se vaciaban y comenzaban los días de esplendor para las zonas costeras y los pueblos de montaña que debían de aprovechar el tirón del turismo para cuando llegara de nuevo el invierno. La costumbre incluso era cerrar los negocios en esas fechas porque no quedaban clientes a los que atender, así que de una u otra manera todos nos veíamos obligados a coger las vacaciones durante las mismas fechas, principalmente agosto.

Pero ahora las cosas han cambiado, bien sea por las crisis económicas vividas que no nos dejaron irnos de veraneo o bien el cambio en la cultura laboral sobre el estacionamiento del trabajo, la verdad es que cada vez son menos las empresas que cierran totalmente en época estival porque no quieren dejar desatendidos a los clientes que no han podido irse. Los hay incluso que en este cambio de tendencia han sabido ver nuevas oportunidades de negocio porque los que nos quedamos también queremos tener opciones de ocio y entretenimiento que nos ayuden a sobrellevar el calor.

En las empresas, ya sean públicas o privadas, todos estos cambios han influido también en las jornadas de trabajo, en el volumen … de tal manera que se tienen que realizar ajustes en las tareas para que se amolden a las necesidades de ese momento: falta de personal, dilatación de los tiempos en los procesos de gestión, etc. llegado incluso a necesitar contratar personal de forma eventual para poder cumplir con sus compromisos y obligaciones. Entonces aquí surge otra modalidad de empleo o de puestos de trabajos que pueden resultar muy atractivos para estudiantes o personas desempleadas que ven en estas ofertas la oportunidad de incorporarse al mundo laboral para tener experiencia e incorporarla a su curriculum o darse a conocer con la esperanza de un posible puesto más permanente si se diera la ocasión.

De cualquiera manera, el verano significa no solo ocio y diversión si no también un momento para encontrar un nuevo rumbo profesional si lo necesitas. Así desde aquí nuestro consejo es que hagas lo que hagas que sea para poder llegar a ser la mejor versión de ti.

¡Felices Vacaciones!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *