Se siempre tu mejor versión

A menudo escuchamos la frase “Se siempre la mejor versión de ti mismo”, pero ¿qué quiere decir eso realmente? ¿Ser las más persona más carismática del mundo?¿Ser quien tiene más éxito de tu profesión?¿Convertirte en el invitado indispensable en todas las reuniones? Pues no, de lo que se trata en el fondo es de conseguir que te sientas profundamente orgulloso y satisfecho de ti mismo y puedas ver que en todo lo que haces has dado el 100% en todos los aspectos de tu vida profesional, personal, familiar…

Esto no quiere decir que seas Mr Perfect@ pero si que hagas lo que hagas que sea siempre con todo el empeño, la motivación y la ilusión que tengas, y sólo así podrás decir que tienes una vida plena y feliz.

Todo esto queda muy bonito pero no es fácil de conseguir porque necesita de un esfuerzo constante de autocrítica absolutamente sincera y objetiva, tanto de lo malo como de lo bueno que sin duda lo hay. Esto no se consigue de un día para otro, es un trabajo arduo y en ocasiones agotador, pero que tiene una gran recompensa: al final del día siempre podrás decir que has sido la mejor versión de ti mismo. Así que tenemos que aprender a hablarnos a nosotros mismos y a escucharnos también.

Y la siguiente pregunta es ¿y eso cómo se hace?¿donde se puede comprar el kit de herramientas para conseguirlo? Pues lamento decirte que no existe una fórmula mágica ni una poción secreta que te convierta en un ser superior, pero si podemos darte una guía en la que comenzar el camino hasta tu nueva versión mejorada. El primer paso es comprometerte firmemente y contigo mismo en lograr esta mena y después intenta aplicar los siguientes consejos:

  1. Dedica cada día unos minutos a reflexionar sobre lo que has vivido y cómo lo has afrontado. Reflexionar sobre algo pasado te hará pensar si podrías haber reaccionado de otra manera: una discusión con un miembro de tu equipo, un amigo tuyo que falla en el último momento, un encuentro familiar al que no te apetece acudir …
  2. Si quieres que algo tenga un resultado diferente no sigas haciendo lo mismo. Cuantas veces nos quejamos porque no conseguimos lo que queremos mientras los demás parece lograrlo con un chasquido de dedos. Pregúntate ¿en realidad estoy haciendo algo para que cambien la situación? La suerte es un concepto demasiado vago como para dejar nuestra vida en sus manos y para justificarnos culpando a los demás solo reafirma el inmovilismo. Si realmente quieres algo ve a por ello … ¡actúa!
  3. Sal de tu zona de confort. Esto último va directamente ligado con lo anterior: arriésgate, prueba cosas nuevas. No quiero decir que te líes la manta a la cabeza, lo dejes todo recorras el mundo en bici, pero si que poco a poco vayas realizando pequeños cambios en tus hábitos y conductas y lograrás una transformación completa. Si eres tímido no serás en 2 minutos un orador que inspire a las masas, pero tal vez comenzar por sonreir como saludo para romper el hielo sea una buena forma de relajar los nervios por ejemplo ante una entrevista de trabajo y crear una magnifica primera impresión.
  4. Despierta tu lado curioso. Intenta aprender algo nuevo de forma regular si no puedes a diario, puede ser desde una nueva forma de organizar tu armario hasta apuntarte a ese curso que siempre has querido pero no has tenido ocasión (o eso te dices a ti mismo). Las mentes más brillantes siempre destacan por esas ganas de seguir aprendiendo, de abrir la mente a otras maneras de hacer las cosas o ver el mundo. Puede que te estés perdiendo una gran oportunidad por “seguir hacer las cosas de la misma manera”.
  5. Piensa en ti y explora tus sentimientos. Como te sientes en este momento, ¿tienes la vida que te habías imaginado? ¿Eres la clase de persona con la que te gustaría estar para siempre?¿Tu entorno te arropa o crees que te has limitado por cumplir las expectativas de otros? No tengas miedo a enfrentarte a ti mismo y verte como realmente eres, pero no te machaques ni te culpabilices, ponte en valor y pon en valor a lo que te rodea.

Por último te pido que hagas un ejercicio de “Regreso al Futuro”: imagínate que tienes 80 años, y estás sentado ante una puesta de sol pensando lo que ha sido tu vida. Piensa en que te gustaría que dijera ese yo del futuro sobre como has vivido y que consejos le daría a tu yo del presente.

Alcanzar la mejor versión de ti mismo no es como actualizar la aplicación del móvil, pero sin embargo es algo que nadie más que tú puede hacer. Ser tu mejor versión influye directamente en todos los aspectos de tu vida, no solo en lo personal, así que pon en práctica alguna cosa o todo lo que hemos hablado también en tu carrera profesional para desarrollar tu versión 2.0.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *