Reconoce el estrés laboral

A menudo utilizamos la palabra “estrés” para referirnos una situación que estamos viviendo de forma puntual y que nos pone nerviosos, pero en realidad es mucho más profundo. Los horarios, los retrasos, los aumentos de responsabilidad, los picos de trabajo… todas esas cosas tan habituales cuando estamos trabajando y que no damos importancia una vez superadas, pueden pasarnos factura.

El estrés es una reacción física de defensa del organismo para afrontar una situación amenazante y sufrirlo de forma prolongada nos puede acarrear problemas de salud graves.

El estrés laboral a veces se confunde con los desafíos de nuestro trabajo e incluso lo llegamos a considerar beneficioso porque nos ayuda a ser más productivos, cumplir con nuestros objetivos, aprender nuevas habilidades y aumentar el interés por dominar nuestro trabajo. Pero también puede llevarnos a un nivel de agotamiento físico y mental que nos lleva a la pérdida de eficiencia en el trabajo. Esto se conoce como Síndrome de Burnout o Síndrome del Trabajador Quemado.

Algunas de las señales para identificar que puedes sufrir de estrés laboral son:

  • insomnio
  • ansiedad
  • depresión
  • indecisión
  • falta de motivación en tus tareas
  • cambios bruscos de comportamiento…

Si te reconoces en alguna de estas señales o piensas que puedes llegar a tenerlas, acude a un terapeuta especialista para que te enseñe a identificar las causas y te de pautas y técnicas para manejar el estrés tanto en el trabajo como en tu día a día.

Recuerda la manera de enfrentarnos a las cosas es lo que nos define y ser consciente de ello es lo que nos llevará a ser la mejor versión de nosotros mismos.

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *